Elige el mejor césped artificial para tu jardín

Consejos para escoger tu césped artificial

El césped artificial es una de las cosas que más llaman la atención de muchos a la hora de dotar a su jardín de una apariencia agradable, cómoda y veraniega. El césped artificial tiene muchas ventajas que hacen de él un elemento indispensable si quiere tener el mejor jardín de toda su urbanización o comunidad.

Pero no se puede elegir un césped cualquiera, a la hora de optar por uno u otro hay que conocer unas claves concretas que te permitirán saber qué césped es el más adecuado o se acerca más a lo que buscas. Por ello, desde nuestra empresa experta en césped artificial te queremos ayudar a que sepas elegir el mejor y el más adecuado para tu hogar.

consejos elegir cesped artificial

Gran variedad de céspedes a elegir

Como ya hemos explicado la gran variedad de césped que hay supone un dilema a la hora de identificar aquel que mejor venga en nuestro jardín. Nuestro consejo inicial es que a la hora de elegir un buen césped tengas en cuenta diferentes aspectos como cuál es el más duradero, su diseño, su resultado (natural o excesivamente artificial etc.)

Primero que nada debes saber que debes tener en cuenta la función del césped, es decir, no es lo mismo colocar un césped en un lugar que no va a ser pisado nunca que en uno por el que continuamente van a pasar personas. Por ello, en las diferentes tiendas puedes encontrar variedad de césped de acuerdo con su función: para parque de niños, para mascotas, para piscinas, para eventos etc.

Una vez elegido el lugar donde vas a colocar el césped es importante tener en cuenta es la calidad de este, evidentemente no es lo mismo un césped de calidad que uno malo. Recuerda que es preferible gastar más para tener un mejor césped. En este aspecto un profesional es el que mejor te puede ayudar. Pregúntale por la calidad de la base (los mejores césped son los que tienen fabricada su base de polietileno). También infórmate sobre la calidad del hilo (la mejor calidad son las de los césped hechos de monofilamento). Además, también debes preguntar al profesional por el espesor de las cerdas, la largura y forma del hilo, la densidad, la cantidad de material de relleno, su garantía de color y durabilidad, su resistencia a los rayos uva etc.

El presupuesto a gastar

Otro de los aspectos que más preocupan al cliente es el presupuesto de instalar un césped artificial. El coste de este es superior al del césped natural, pero también es cierto que no hay que estar tan encima de él para su cuidado como con el césped natural. El precio suele ser de entre 10 y 50 euros el m2 sin instalar, y siempre dependiendo de los diferentes materiales por los que optes. El coste de instalación depende del terreno y es desde los 6 euros el m2 a los 20 euros.  Recuerda, como hemos comentado anteriormente, no te dejes guiar solo por los precios, hay otros aspectos como la calidad que son mucho más importantes.

A este hecho unimos el de que tengas cuidado con gente que se hace pasar por profesional y no lo es. Estas personas suelen ofrecer sus servicios por bajos precios, pero su acabado no es bueno porque no son expertos y apenas tienen idea, además de que sus materiales no son buenos ni de calidad. Así, recuerda que a veces lo barato sale caro y que siempre es mejor hacer una buena inversión (inversión, no gasto, porque colocar un buen césped duradero no es un gasto sino una inversión).

La instalación

A la hora de instalarlo puedes  recurrir a un profesional o hacerlo tú mismo, ya que es un proceso fácil y rápido. Si lo haces tú debes preparar el terreno colocando una capa de drenaje y sobre ella geotextil, poner los rollos de césped artificial, rellenarlos con el material por el que hayas optado (por ejemplo, arena), y cepillar las fibras. Este proceso no es difícil y puedes encontrar tutoriales en Internet donde se explica muy bien.

Una vez instalado consulta con el profesional cuál es su mejor mantenimiento,  ya que el césped artificial a pesar de no necesitar muchos si necesita unos cuidados mínimos. Por ejemplo, a veces se sobre calienta con el sol, sobre todo en verano, por lo que conviene regarlo un par de minutos, además de cepillarlo periódicamente con un escobillón y quitar, si aparecen con el tiempo, las malas hierbas.

Más información